El Hotel Silken cancela el acto fascista denominado ‘Primavera Montañesa’

hotel_silken_coliseum_santanderTras la campaña de denuncia de las jornadas que, bajo el sobrenombre de ‘Primavera Montañesa’, iban a traer a Cantabria “a los principales representantes y cabezas visibles de la ultraderecha y el neonazismo de todo el Estado”, responsables del Hotel Silken ha confirmado esta mañana al diario digital ENFOCANT la cancelación de los actos previstos para el 1 de junio.

Los convocantes, conocedores de la impopularidad de las actividades programadas, trataron de mantener en secreto el emplazamiento de éstas, pero finalmente la movilización de cientos de personas concienciadas en la lucha contra el racismo y el fascismo, ha ejercido la presión necesaria para que esta vez la organización neofalangista no pueda disponer en Santander del espacio que tenía previsto.

En las últimas 48 horas, y por iniciativa de la Asamblea Antifascista de Cantabria, el hotel había recibido centenares de emails, cartas y llamadas de protesta por el desarrollo de actividades “en pro de la intolerancia racial, de opinión o condición sexual” en sus instalaciones.

Pretendían traer a Cantabria “a los principales representantes y cabezas visibles de la ultraderecha y el neonazismo de todo el Estado”

La denuncia había partido de la recientemente reconstituída Asamblea Antifascista de Cantabria (AAC), en defensa de “una sociedad libre e igualitaria donde todas las personas, independientemente de su procedencia o condición, tengan asegurados los mismos derechos fundamentales”. Según informa este colectivo, el Hotel Silken Coliseum de Sanander tendría previsto albergar el próximo sábado 1 de junio unas jornadas organizadas por la ultraderechista ‘A. C. Alfonso I’, formada “por antiguos integrantes de Falange Montañesa y el Frente Nacional”.

El programa que pretendían llevar a cabo consistía en una conferencia “para traer a Sanander a los principales representantes y cabezas visibles del neonazismo y la ultraderecha de todo el Estado”. Entre ellos se encontrarían Rafael Ripoll (vicepresidente del partido ultra España 2000 y concejal de éste en la localidad madrileña de Alcalá de Henares), Fernando Cantalapiedra (ex-presidente madrileño del partido neofalangista Frente Nacional disuelto en 2011 tras fracasar en Cantabria), y también Pedro Varela (propietario de la casa editorial ‘Librería Europa’ en Barcelona, condenado en 1998 por “apología de genocidio” o “incitación al odio racial” tras la publicación de libros como ‘Autoretrato de un fascista’, ‘Raza, inteligencia y educación’, ‘El mito de los seis millones’ del Holocausto judío o ‘Mi lucha’ de Adolf Hitler).

La Asamblea Antifascista de Cantabria había mostrado su más firme oposición a la realización de este tipo de actos donde se difunde el racismo y la discriminación, entendiendo que “los culpables de la actual situación socioeconómica instigan dichos fenómenos en búsqueda de impunidad para su modelo político, económico y social, que es el verdadero culpable de la misma”.

A su vez, estuvo recogiendo firmas a través de este enlace, para que los responsables del Hotel Silken Coliseum reconsideraran su decisión de albergar en sus instalaciones estas jornadas de carácter fascista, instándoles a “que cancelen la reserva con la Asociación Cultural Alfonso I para evitar que el nombre de su empresa quede ligado a este tipo de actos que rozan lo ilegal”. Y así lo han conseguido, “gracias a la conciencia y la movilización de cientos de personas”, celebraban esta mañana desde la Asamblea Antifascista.

P1080691No era la primera vez que el Hotel Silken Coliseum se vincula a actos de carácter fascista

La cadena Silken Hoteles es propiedad del Grupo Urvasco, controlado por el empresario vitoriano del sector inmobiliario Antonio Iráculis. Su época dorada se produce a partir del año 2000, extendiéndose con hoteles singulares por Madrid, Barcelona, Berlín, Londres… Sin embargo, sus últimos ejercicios se han cerrado con pérdidas millonarias, lo que ha llevado a Antonio Iráculis a poner en venta algunas de sus instalaciones, como el Hotel Puerta América de Madrid.

Ya en 2011, y pese a la presión de los movimientos antifascistas, que llegaron a concentrarse frente a él con una pancarta “Contra el racismo y el fascismo”, el Hotel Coliseum acogió la presentación de la candidatura del partido neofalangista Frente Nacional en Cantabria. También el Hotel Silken Porta de Valencia acogió en 2006 un acto neonazi con presencia de Pedro Varela, Juan Antonio Llopart o Antonio Vicedo y apoyo del portal neonazi NuevOrden.

La Asociación “Cultural” Alfonso I incuba el fascismo en Cantabria

La Asamblea Antifascista de Cantabria ha denunciado que, “como hicieron siempre”, la ultraderecha trata de servirse de las coyunturas sociales para abrirse un espacio “a través del oportunismo y populismo más burdos”, dotándose de una nueva imagen “socialmente aceptada” para “despojarse de las viejas vestiduras, tan repudiadas”, modernizando su modelo discursivo y acuñando nuevos términos para definirse a sí mismos. Todo ello con el objetivo de “lavar su imagen” y “desvincularse en apariencia de históricos perseguidores y asesinos”.

estandarte_imperialAsí, se autodenominan “identitarios” para alejarse del “franquismo” y el “fascismo”, las esvásticas han sido sustituídas por otro tipo de cruces, el discurso racista por el de “preferencia nacional” y la estética “militarista-fascista” suavizada, llegando incluso a adoptar símbolos de carácter popular anteriormente repudiados por ellos.

Aunque su carácter “identitario” pudiera presentarse contradictorio con la organización de la “Feria de Abril” en el Hogar Falangista de Corrales, o la utilización del Lábaru con la reivindicación de una estatua al Emperador Augusto en Sanander o con la utilización de todo tipo de parafernalia “romana”, lo cierto es que este grupo neofascista está encontrando cabida en medios de comunicación como el Diario Montañés o el Alerta, en espacios como el Ateneo de Santander (a partir de que asumiera su presidencia Manuel Ángel Castañeda) o el Centro Cultural Dr. Madrazo, e incluso infiltrándose en movilizaciones sociales como las de las Preferentes, Sniace o la Educación Pública.

Por ello, desde la Asamblea Antifascista de Cantabria invitan a “todas las personas y colectivos sensibilizados en la lucha contra el racismo y la discriminación” a denunciar este acto, a sus organizadores de Alfonso I, y al Hotel Silken Coliseum que pretende cobijar el mismo.

También te puede interesar:

Noticias