Madrid. Policías Municipales se lían a tiros en una fiesta

La cosa empezó como una despedida entrañable a un compañero y por poco acaba en desgracia. Ocurrió la noche del viernes 8 al 9 de marzo, a eso de la una de la mañana. Y los protagonistas fueron todos policías municipales de la Unidad de Distrito de Centro Sur, que se liaron a tiros contra una pared y por poco le dan a un matrimonio.

Celebraron la fiesta privada en el parking de la plaza del Carmen, a pocos metros de la calle Montera, donde trabajan estos agentes. Ese aparcamiento es público pero tiene una parte reservada por la Policía Municipal, que guarda allí algunos sus vehículos.

Según fuentes policiales, se trataba de la despedida de un compañero del turno de tarde, y por eso acudieron, después de trabajar, muchos de los que trabajaban con él, incluido un suboficial. Cuentan fuentes de la Policía Municipal que en ese turno y en esa unidad de distrito trabaja un grupo de policías a los sus compañeros llaman ‘los Panteras’, y que pudieron ser ellos los que protagonizaron el incidente, pues estaban en la fiesta.

Hacia la una de la mañana o algo más tarde, quizá por efecto del alcohol, alguno de los agentes sacó su arma y empezó a disparar contra una pared, que quedó como se muestra en las imágenes. Hay más de 30 impactos. Algún otro, como mínimo, tuvo que secundarle, puesto que fuentes policiales explicaron que había algunos proyectiles del calibre 9 mm, el que usan los policías en sus armas reglamentarias, pero también de uno más pequeño, el 22, que seguramente sería de alguna pistola particular.

A continuación, uno se metió por un pasillo de esas mismas dependencias y disparó de nuevo, esta vez un solo tiro. El pasillo no tiene luz y la bala impactó contra la pared, pero da la casualidad de que en esa zona la pared es muy delgada, así que el proyectil la atravesó.

Justo en ese momento, un matrimonio entraba a recoger su coche en la zona del parking público. Cuando los señores vieron que la pared era atravesada por un disparo se asustaron mucho y llamaron a la Policía Nacional, que envió varios coches patrulla a la plaza del Carmen.

A partir de ahí, la versión que dieron a la Policía Nacional es más ligera que la que se cuenta. Se dice que se escribió una minuta para explicar que un disparo fortuito, manipulando el arma sin querer, dio contra la pared.

Desde el Ayuntamiento, fuentes del Área de Seguridad explicaron que la versión que se les ha hecho llegar es que a un agente fuera de servicio se le disparó su arma particular en el aparcamiento [la del calibre 22, se entiende]. De los demás disparos no tienen conocimiento en el Consistorio. Por este motivo, se ha dado parte al servicio de Intervención de Armas de la Guardia Civil, y se está a espera del informe que emitan los agentes de la Benemérita.

Estado de la pared después de que a un municipal " se le disparará accidentalmente el arma"
Estado de la pared después de que a un municipal ” se le disparará accidentalmente el arma”

También te puede interesar:

Noticias